Monthly Archives: mayo 2013

Una Oración para Todos

Una Oración para Todos

Una Oración para Todos

¿Sabías que las personas que son las más fuertes suelen ser las más sensibles?

¿Sabías que las personas que son amables son los primeros en ser maltratados?

¿Sabías que la persona que se encargan de otros suelen ser los que más lo necesitan?

¿Sabías usted que las 3 frases más difíciles de decir son: “Te amo”, “Lo siento”, “Me ayuda”?

A veces, una persona que se ve feliz; en realidad no lo está, por eso hay que mirar más allá de su sonrisa y ver la cantidad de dolor que puede estar adentro de su ser.

A todos los que lean este post, y que están pasando por problemas en este momento, quiero decirles: no están solos: Cristo está aquí, con nosotros, esperando y deseando que le pidamos ayuda.

Quiero empezar una avalancha de oración por todo aquel que necesite.

Pero tienes que estar consciente de algo: tienes que creer y aceptar que Cristo es el único que puede resolver los problemas, Él murió en la Cruz, no sólo para rescatarnos de la condenación eterna; sino para que tuviéramos una buena vida, llena de logros y felicidad, por qué? porque le place! le hace feliz a Dios vernos felices, le hace feliz vernos ricos, sanos, emprendedores y esforzados.

Dios quiere ayudarnos a triunfar en la vida, pero tenemos que darle espacio y eso lo logramos en oración.

Todos tenemos buenas intenciones. Pero hay que dar un salto de la intención a la acción: ¿Puedo preguntarte, donde quiera que estés, cómo te llamas y si de verdad quieres conocer al único Dios capaz de resolver cualquier problema? puedes escribirme un comentario, un tweet o en mi muro en Facebook; donde quieras, sólo hazlo: yo voy a estar orando por ti y por todos aquellos que tienen problemas familiares, luchas de salud, cuestiones de trabajo, preocupaciones de cualquier tipo y sepas que a mí me importa(s).

Por qué hago esto? Sé que puedes sentirte escéptico. Hoy en día, la gente suele ser reacia a la idea de ayudar o recibir ayuda y menos, sin que haya un interés de por medio. Pero ese justamente es el problema: el egoísmo e insensibilidad que reina hoy en día está destruyendo la vida de las personas. Pero hoy podemos revertir la situación.

Hago esto porque soy de los que siempre se preguntan: en qué puedo ser útil hoy? qué puedo hacer para cambiar para bien, no sólo yo; sino mi entorno y las personas con quienes comparto? cómo puedo influenciar positivamente el mundo? Yo no soy un santo, simplemente soy un hombre que quiere marcar la diferencia, quiero hacer algo bueno… porque hubo alguien que lo hizo por mi: hubo alguien que oró por mi, y le oró a alguien que hace dos mil trece años hizo lo que nadie le pidió y lo que nadie creyó que alguien podría hacer: morir en una Cruz por toda la humanidad, para fuéramos todos salvos.

Si me dices que no crees en Dios, te tengo buenas noticias: Dios cree en ti! Si me dices que dónde está Dios en medio de este mundo lleno de injusticias, te diré que justamente; nosotros, las personas, hemos sacado a Dios de todas partes, de nuestras vidas, de nuestros estudios, de nuestro trabajo, de nuestra mente, de nuestras relaciones y lo hemos sustituido con ciencia, con ideas y cosas que ya han probado que no sirven.

Entonces, te puedo decir que la injusticia que reina en el mundo hoy en día se debe a que el hombre no ha traído la justicia de Dios a su vida.

Dios quiere estar con nosotros, pero debemos darle espacio. Cómo lo logramos? pues, orando. “La oración de fe salvará al enfermo, y el señor lo levantará; y si hubiera cometido pecados, le serán perdonados. ” Dice la Biblia, en Santiago 5:15. Qué es una oración de fe? déjame explicarte de una manera sencilla: oración es simple y llanamente, hablar con Dios, como si fuera una persona que está frente a ti (de hecho, así es).

No necesitas recitar palabras cientos de veces, ni un collar, no sacrificar animales ni siquiera pensar: sólo tienes que creer que estás hablando con Él y que te escucha.

No necesitas sonar inteligente ni tratar de impresionar (es Dios, no podrás impresionarlo, Él es quien te va a impresionar!) sólo necesitas ser sincero y que tus palabras expresen lo que piensas, sientes y deseas: no puedes mentirle a Dios, Él te conoce ya. Entonces, Orar es hablar con Dios; ahora necesitas fe: que es creer en algo que no existe… como si existiera.

Dice la Biblia: “Es pues, la fe, la certeza de lo que espera, la convicción de lo que no se ve” Hebreos 11:1. Es creer que lo que no existe sí está presente, sí va a venir; es creer que la palabra imposible es sólo una palabra y no una realidad y qué todo es posible, si puedes creer.

Es no ver las circunstancias ni los problemas ni el dolor: simplemente creer que todo  va a salir bien y que tu tristeza pronto será gozo. Te atreves a creer?

Por esto, la oración es poderosa; porque creer que le hay, creer que eres escuchado y vas a tener respuesta, logra mucho. “La oración eficaz del justo puede mucho” Santiago 5:16. Una oración eficaz es lo mismo a una conversación eficaz, efectiva. Cómo funciona? es simple, si vas a hablar con alguien tienes que buscarlo, llamarlo por su nombre, por su identidad, verdad? Así pasa con Dios, con Cristo, con el espíritu santo.

No puedes esperar a que Dios te escuche si tomas un crucifijo, una estampa, o una estatua o lo que quieras; no lo puedes llamar Aslan o Alá o Budá o San Patricio: no va a responder porque esos no son los nombres de Dios. Quieres saber su nombre? es sencillo: Dios, Señor, Yaveh, Elohim, Cristo, Espíritu Santo. No te salgas de estos nombres y verás que conversarás con la persona correcta.

Luego, para hablar efectivamente con alguien, tienes que decir claramente lo que piensas, y si no lo tienes claro, simplemente decir que no sabes o estás confundido, eso también vale pues se entiende. Es más efectivo decir: “Dios, no te conozco, no sé qué decirte” a aprenderte un rezo o mantra, de memoria y decirlo. la sinceridad es clave. si hablas con la verdad, hallarás justicia… lo cual nos lleva al siguiente punto:

Quién es un justo? pues, sabes? Si crees que Cristo es tu salvador, que vino al mundo a morir por ti y que te ha salvado de todo mal, eso te convierte en un justo. Yo soy un justo porque creo en esto y no me importa lo que digan los libros, ni la ciencia ni las circunstancias.

No me importa si me tildan de loco: esta es la verdad, que Cristo murió por mi, que es Dios y se hizo hombre para poder pagar ese precio y luego resucitó de entre los muertos para dar vida eterna y en abundancia.

En esto creo y soy justo, por lo tanto. Y toda esta mezcla de elementos hace que al orar tengas la llave para resolver tus problemas y tener una buena vida. Nuevamente, te reto: te atreves a creer?

Cómo puedes darle un espacio a Dios y Cristo en tu vida: pues, te invito a que hagas esta oración, repite conmigo:

“Dios, te doy gracias por tu amor infinito, pues enviaste a tu hijo Jesucristo a este mundo, para morir por mi, por los míos por la humanidad. Cristo, en este momento declaro que creo que moriste por mi, para salvarme de la condenación eterna, del mal. Yo te acepto como mi único y suficiente salvador. Te pido que me salves, por el poder de tu preciosa sangre que derramaste en la tierra, para limpiarla y sanarla, así como los que viven en ella. Te pido que borres mi nombre del libro de la muerte y lo escribas en el libro de la vida y no lo borres jamás. Creo que por la sangre de Cristo, soy salvo. Dios, soy salvo y soy creación tuya, hijo tuyo, por la sangre de Cristo, amén.”

A esto los cristianos lo llamamos la oración de fe. Pero puedes llamarla: petición para que Dios me escuche, o declaración de principios, acta de nueva vida. Si no quieres llamarte cristiano (a mi tampoco me gustan las etiquetas ni los clichés) no hay problema; sólo debes confesar lo que aquí te he escrito. Esto es la verdad y sólo basta con creer.

Bastante fácil, verdad? sólo tienes que decirlo y creer, no necesitas cerrar los ojos, poner en blanco tu mente, no necesitas ir a un templo ni colocarte en dirección a un lugar en específico: solo tienes que decirlo y creer, decir que Dios es tu salvador y aferrarte a esa verdad… aunque todo parezca lo contrario. Te atreves a creer?

Ahora bien, sólo tienes que tomar la decisión. de todas maneras, y hagas lo que hagas, voy a orar por ti. Si has leído esto, ya has triunfado en parte; sólo tienes que ponerlo en práctica.

Recuerda, siempre voy a orar por ti y si te atreves, tú también puedes hacerlo. Si me dices que eres cristiano, sabes que no hay nada malo en hacerlo, en confesar que Dios es nuestro salvador. Más bien, le agrada cada vez que lo hacemos.

Hazlo. Realiza estas acciones. Hazlo por todos nosotros ya que nadie es inmune al mal. Espero verte, leerte y sobre todo saber que Dios ha hecho la buena obra en ti. Esto es algo real, es un compromiso, yo lo voy a hacer, voy a orar, sé que algunos lo harán! Te atreves a creer? Vamos a hacerlo!

Anuncios

Steve Jobs and 5 Tips for Being a Successful Author

5 Tips para Ser un Autor Exitoso: Steve Jobs

Kristen Lamb's Blog

Yesterday, one of our WANA International instructors, Amy Shojai, wrote about the importance of reinvention, and I strongly recommend her class this Saturday (which is recorded if you can’t make the time). Use code: OWFI for $25 off. As authors, we are in a new paradigm that changes faster than we can keep up with it, thus Apple seemed to be a natural segue into the topic of reinvention and excellence.

Yes, Steve Jobs was known as a lot of things, including a tyrant and egomaniac. Yet, no matter how we feel about the man, Jobs remains the poster child for reinvention, and I found some quotes that make great lessons for all of us writers.

Granted, I was inspired by another blog. Last month, I ran across a fantastic post by Tiffany Reisz Wisdom for Writers from Steve Jobs which I strongly recommend you read as well.

Tip #1—Dare to…

Ver la entrada original 1.372 palabras más

Write What You Know

Escribe sobre lo que sabes

Writers In The Storm Blog

shannondonnelly_nm1Writers in the Storm welcomes Shannon Donnelly back, as this month, she makes an excellent argument for writing what you know-and better yet-tells us how.

by Shannon Donnelly

Writing advice can often seem mysterious. The phrase “write what you know” at first left me shaking my head. It’s often seemed to me that when you know too much about something that knowledge can make you the worst person to write about it—you end up assuming too much. On the other hand, when you know nothing about a subject, you don’t even know the mistakes you’re making. But I eventually had an “ah ha” moment about this.

This “ah ha” came when I was looking for a story idea. I’d contracted to do a couple of novellas (about 100 pages each, so a long short story). In the search for ideas, something happened in real life—something I’d confided to a friend…

Ver la entrada original 931 palabras más

12 Estadísticas Espeluznantes sobre los Social Media | Social BlaBla

12 estadísticas espeluznantes sobre los Social Media | Social BlaBla.

El audio completo y la Transcripción de la grabación de Mario Silva con Artemis Palacio del G2

RunRun.es – » El audio completo y la transcripción de la grabación de Mario Silva con Artemis Palacio G2.

An Amateur Blogger’s Tips For Creating A Better-Than-Amateur Blog

10 tips para escribir en blogs

There is nothing to writing. All you do is sit down at a typewriter and bleed. --Ernest Hemingway

When I surpassed 50 followers, I wrote a post thanking all my readers for listening, and got a lot of feedback. I got asked how I created a blog that 50 people thought was worth reading in just 2 months, so I decided to make this post. (Not that I think my blog is super great or anything. Cause I don’t. I just try to make something that I would want to read.) So here are some ideas that might help take your blog to the next level.

Actually, I liked that thing I just said. Let’s make that #1.

1. Make a blog you would want to read.

This is your space. You have freedom to make it something that is 100% uniquely you. So don’t be afraid to change things that aren’t working for you to make it better. I’ve redone my “About Me” page, which should be…

Ver la entrada original 963 palabras más

Cómo Crear un Estado Criminal: El Socialismo

Comunismo Criminal

Este artículo nace de los pensamientos, recuerdos y maneras de sentir. Aleksandr Isáyevich Solzhenitsyn (Kislovodsk, Rusia, 11 de diciembre de 1918 – Moscú, Rusia, 3 de agosto de 2008) fue el mejor escritor de la era comunista; pero también duramente perseguido y castigado. Fue, toda su vida, un comunista convencido; pero no dudó nunca en criticar lo que estaba mal. Y siempre estuvieron mal las cosas, desde el principio, tal como describe en todos sus libros.

En este artículo, quiero concentrarme en cuatro obras de vital importancia, no sólo para entender la obra de este autor, sino para comprender la maldad intrínseca de las ideologías de izquierda. Estos libros son: El primer círculo, (1968) novela; Un día en la vida de Iván Denísovich, (1970) novela; Archipiélago Gulag, (1973) ensayo de investigación literaria y Pabellón de cáncer, (1973) novela.

La idea principal es demostrar el carácter criminal de las revoluciones, sobre todo, las de izquierda. El comunismo, maoísmo, castro-comunismo, chavismo, socialismo del siglo XXI, las izquierdas de sur América y centro América etc. Todos son ideologías de izquierda nacidas, y dependientes de la violencia.

El motivo se encuentra en las obras de las que hablaré a continuación, no sin antes introducir el contexto del que se va a hablar. Rusia, o mejor dicho, Unión Soviética. El nacimiento del comunismo fue una carrera trepidante de guerras, hambrunas, asesinatos, discursos plenos de galimatías, juicios y juicios de juicios, más guerras, acusaciones, conspiraciones y cárceles, expropiaciones, y más cárceles, más expropiaciones y más acusaciones de traición a la patria, al partido, a los camaradas a quien sea, cuando sea, donde sea.

1917. La familia Romanov, que vivía igual que los reyes franceses cuando se produjo la revolución francesa y que trajo como consecuencia El Terror y Napoleón Bonaparte, fue asesinada en un sótano de Ekaterinburgo, en los Urales, el 18 de julio de 1918; ya que los soviets, bolcheviques o como se les quiera llamar, estaban en una guerra civil contra los rusos blancos, que entre otras cosas, buscaban restituir el gobierno zarista; pero con reivindicaciones sociales y económicas, acordes al siglo XX (no hay que olvidar que la Rusia zarista vivía, aún en 1914, cuando entró en la primera guerra mundial, de la misma manera que en el siglo XIX e incluso, se seguían las tradiciones impuestas por Pedro el Grande. Usaban el calendario Juliano, que el resto de Europa había descartado siglos atrás); pero ellos sólo fueron la cresta de una ola de homicidios políticos: hasta los mismos revolucionarios se mataban entre ellos: los aliados en 1917, fueron enjuiciados en el 18 o 19 y claro, fusilados o exiliados. Sólo tres lograban mantenerse con vida: Stalin, Lenin y Trotsky.

El comunismo, entonces denominado dictadura del proletario, gobierno del pueblo, poder supremo popular; mantenía un delicado equilibrio, mientras sobrevivía a tanta guerra, secuestro y violación que perpetraban a sus anchas. Bastaba que un comunista le tuviera rabia al vecino, iba, le denunciaba: él, comunista o socialista y por tanto revolucionario: alegando que el vecino es contrarrevolucionario, zarista, pro germano, pro yanqui, ucraniano, demócrata, socialdemócrata, republicano, socialcristiano, cristiano, católico, ortodoxo, judío (¡cómo fueron perseguidos los judíos!) y listo, el vecino desaparecía, sus bienes confiscados, sus hijas violadas y sus hijos arrastrados a campos de concentración o Gulags.

El estado comunista estimuló el estado comunal hacia la creación de organismos encargados de la seguridad del estado. Este concepto “seguridad de estado” albergaba una razón de soberanía nacional que obligaba e incitaba al individuo al cumplir con su rol designado o si no, ser castigado por ello. De tal manera, que, si no prestabas tu casa para un comité revolucionario, porque simplemente te gusta tu privacidad o quieres compartir con tu esposa en la intimidad de tu propiedad, no! Atentabas contra el estado, porque el comité se reúne para cumplir con sus funciones que implican el cumplimiento de la seguridad de estado. Por lo tanto, al gulag, al paredón, cualquier destino era la muerte.

El socialismo y la izquierda buscan legitimar el abuso del poder mediante el concepto anteriormente explicado. Lograr la suma de felicidad del pueblo, o lograr una sociedad más justa y equilibrada… así sea matando la parte que no puede ser equilibrada.

Para esto, es necesario aniquilar los derechos humanos, suprimir las libertades individuales y claro está, se acabó la democracia y la propiedad privada y el libre deseo de cada persona de buscar su felicidad.

Obviamente, Rusia no quiso esto al principio. Tampoco quería el retorno de los zares. Tampoco las guerras civiles ni la hambruna. Pero en 1922 Iósif Stalin se instala en el poder y no lo suelta hasta que muere en 1953. Pero su llegada al poder como Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética, estuvo envuelta en toda esta lucha, que no hizo más que inciar la caldera de muerte.

Stalin trató de acaparar el poder; pero Lenin lo mantenía a raya y Trotsky era mucho más hábil y estudiado y reconocido. Pero en 1924 muere Lenin; Stalin lo aclama como líder supremo, inicia el culto a la personalidad, inicia el Leninismo (que después se amalgama con el Stalinismo) y Trotsky se dedica a denunciar el exceso de poder y las cosas que hacía Stalin.

Un buen día, es declarado contrarrevolucionario y expulsado de la URSS. Así, ya Stalin tenía todo el poder para el para poder establecer el estado comunista, socialista, stalinista, leninista que quería.

El paso siguiente fue modernizar a la URSS mediante los planes quinquenales que fueron políticas descabelladas e irrealizables: solo si se sometía totalmente todos los medios de producción y las fuerzas sociales inherentes a ellas. Vale decir, controlar la economía y la sociedad.

Y así continúo aquel sistema  hasta los 30, específicamente, entre 1931-32, cuando Stalin quiso apropiarse del tigro ucranio, para poderlo vender a occidente y llenar las arcas monetarias de la URSS, que estaban bastante vacías, por cierto. Lo que ocurrió fue que se decretaron una serie de medidas que implicaron la expropiación masiva de todos los cultivos de los campesinos ucranianos y se decretó la colectivización de dicho sector. Stalin logró el objetivo de robarse el trigo y venderlo, y a su vez, murieron cerca de 10 millones de ucranios, esto se conoce como Holomodor, o la hambruna. Esto fue un genocidio, hecho a una escala tal que no fue la única hambruna perpetrada por el régimen comunista, hubo otras, con el mismo resultado: miles y miles de muertos.

1945. Solzhenitsyn era teniente, dirigía una batería de artillería y se encontraba combatiendo en un sector ubicado en el Báltico, cerca de Kaliningrado, cuando cierto día le envía una carta a un amigo suyo donde explica que las medidas militares tomadas por Stalin causaban tantas bajas y sufrimientos en sus filas, tanto como el daño que hacía el enemigo. Cuando la NKVD leyó la carta, pues había censura y toda correspondencia era revisada primero, se le acusó de inmediato de opiniones antistalinistas y fue detenido. Luego fue llevado a Lubyanka donde fue interrogado y torturado. Luego, condenado a 8 años de prisión y trabajos forzados, además, exilio perpetuo.

tras pasar por varios campos de concentración, pudo demostrar sus habilidades matemáticas y junto con otros presos (uno de ellos logró ser trasladado a un campo “más suave”, sólo porque se sabía de memoria la tabla periódica de los elementos) fue a parar a un campo especial donde los presos se dedicaban a la investigación científica, por lo tanto, no trabajaban hasta el límite humano, no los golpeaban y le daban algo más de comida. Es decir, había mayor posibilidades de sobrevivir en aquellos campos. Esta experiencia es narrada en la novela El Primer Círculo.

Luego, como prisionero, tiene que trabajar como albañil, fundidor, minero. las exigencias del trabajo, y las condiciones de vida, es decir, el clima inclemente de Siberia y el congelado desierto de kazajastán, mezclado con jornadas de trabajo de hasta 16 horas, con poca comida y la tensión permanente de recibir un castigo, enfermaron al escritor, que desarrolló un tumor que luego se convirtió en cáncer.

Las experiencias del presidio en Kazajastán inspiraron Un día en la Vida de Iván denísovich. Luego vino lo del cáncer que inspiró Pabellón del Cáncer. Y aquel hombre cumplió su condena. en 1953 cumple su condena y es el mismo año cuando muere Stalin. Fue una doble victoria. Y no sólo para él. Se dice que en Vorkuta, al enterarse de la muerte del dictador, los presos lloraron… de la alegría y celebraron a viva voz, otros dicen que los presos se dedicaron a abrazarse en silencio, felicitarse y darse ánimo. Fuera como fuera, aquella escena se repitió en los gulags de la URSS.

Pero lo de Solzhenitsyn no terminó allí. Aún tenía que cumplir con su condena de exilio… perpetuo. Fue enviado a Kok Teren, en la misma Kazajastán, donde dio clases en una escuela, entre otros oficios, entre 1953 a 1956.

Aquel último, Krushev, deseoso de distanciarse de la imagen de Stalin, aunque en realidad, obligado a ceder ante el tamaño de los crímenes del socialismo, decide ablandar las cosas y propone el deshielo y es denunciado Stalin y sus políticas criminales. Ya su secuaz, Beria, había muerto: el mismo sistema lo aniquiló: estaba haciendo lo mismo que Stalin y prometía ser peor.

Alexandr fue liberado y rehabilitado. Entonces, Un día en la Vida de Iván denísovich es publicada y logra convertirse un bestseller, primero en la Unión Soviética y luego en el mundo entero.

Logró que lo llevaran al Báltico, donde podía estar más cerca de sus amigos. En realidad, Solzhenitsyn sabía que las cosas no iban bien: el partido prohibió que le concedieran la medalla Lenín por sus méritos literarios y la la mencionada novela fue censurada, aunque siguió circulando de manera clandestina.

Con la KGB detrás de él, siguió trabajando. Con sus amigos, formó una red secreta que fue llamada “Los Invisibles”. Esta red actuó como un servicio de inteligencia e información, ya que su objetivo fue investigar y documentar todo el horror del comunismo.

Todo comenzó cuando el mismo Solzhenitsyn tomó la decisión de hacer un gran libro que hablará sobre la represión comunista, sobre los gulags. Según su propio testimonio, no estaba interesado en retratar las condiciones de los campos, la experiencia de un preso; lo cual ya había logrado, ahora quería contar la historia en su total y real dimensión. Contar la verdad de lo que había pasado.

Pero claro, no había manera de documentar aquello o reunir información sin despertar las sospechas de la KGB. Sin embargo, los lectores comenzaron a enviarle cartas, documentos, testimonios donde relataban las historias de la represión comunista. Es decir, la gente estaba hablándole de ello y por fin pudo recabar información.

Así, comenzó a encontrar material, incluso, de fuentes oficiales. Luego, entre 1958 y 1967 escribiendo la obra monumental, como él mismo quería que fuera y necesitara que fuera: un libro monumental para denunciar un crimen de dimensiones insospechadas.

Archipiélago Gulag fue publicada en París, en 1973. Antes, su secretaria personal, y una de las invisibles fue encontrada ahorcada en su apartamento. La KGB había estado allí. Nunca fueron aclarados aquellos hechos, pero según Solzhenitsyn, ella se ahorcó por miedo al Gulag. La KGB incautó el manuscrito.

La casa de otro invisible fue allanada y allí estaba una parte importante de los trabajos del escritor. Afortunadamente, ni el invisible fue descubierto ni los manuscritos; pero era obvio que ya no podía estar en la URSS sin temer por su vida y libertad.

Escapa a París, pero se rehúsa a publicar el libro, más bien, libra una batalla interior: entre su consciencia y su deber de proteger a quienes le ayudaron. Sabe que si publica, de inmediato se emitirá una orden de ejecución contra él y sus colaboradores.

Sin embargo, decide publicar, en el inicio, describe este acontecimiento:

“Con el corazón renuente, durante años había detenido la publicación de este libro, ya terminado: mi obligación con aquellos que seguían vivos sobrepasaba mi obligación con los muertos. Pero ahora la Seguridad del Estado se ha apoderado de él, no tengo más alternativa que publicarlo inmediatamente. En este libro no hay personajes ni eventos ficticios. La gente y los lugares son llamados con sus propios nombres. Si son identificados por sus iniciales en vez de sus nombres, es por consideraciones personales. Si no son nombrados en absoluto, es sólo porque la memoria humana ha fallado al preservar sus nombres. Pero todo tuvo lugar tal y como se describe aquí. Dedico este libro a todos los que no vivieron para contarlo, y que por favor me perdonen por no haberlo visto todo, por no recordar todo, y por no poder decirlo todo.”

No fue mi intención, en este artículo, de hacer un recuento criminal de las políticas comunistas; sí, mostrar a través de la referencia a las obras de Alexandr Solzhenitsyn, la naturaleza malvada de las políticas de izquierda. Yo invito al lector a que descubra la verdad por sí mismo, que lea y entienda lo que queda en riesgo para la humanidad cuando la izquierda toma el control de una nación.

© Juan Carlos Eurea, 2013.

Seamos sociales y compartamos este artículo a través de las redes.

El individuo como fundamento de la dignidad: acerca de Un día en la vida de Iván Denísovich, de Alexandr Solzhenitsyn.

Un Día en la Vida de Iván Denísovich

El violento matiz de la amapola

Enrique Fernández Vernet ha recibido el premio “Literatura Rusa en España”, que concede la fundación Boris Yeltsin, por su traducción de Un día en la vida de Iván Denísovich. Felicitamos al premiado por su excelente versión de la novela de  Alexandr Solzhenitsyn y aprovechamos la noticia para recordar el comentario presentado aquí en su día.

***

Un día en la vida de Iván Denísovich es el relato sobrecogedor de las condiciones de vida en un campo penitenciario soviético, en el que Iván Denísovich Shújov cumple una condena de 10 años acusado injustamente de espionaje. El propio Solzhenitsyn pasó ocho años en prisiones como esta por referirse a Stalin de manera poco respetuosa en su correspondencia con un compañero de escuela. De hecho, tuvo la idea de escribir este libro en el campo especial de Ekibastuz, en el invierno de 1950 – 1951. Después fue enviado a un ”exilio vitalicio”…

Ver la entrada original 4.059 palabras más

The Same — Goya

That’s A Handy Trick

There is nothing to writing. All you do is sit down at a typewriter and bleed. --Ernest Hemingway

Did you know that you can schedule your posts in advance so that WordPress publishes them exactly when you want them to? Simply pick the date and time, and click “Schedule”!  Just click on “edit” next to the “Publish immediately” calendar icon above the publish button. Now if you want to be creepy you can schedule all your posts to arrive at midnight. Or 11:11. Or whatever suits your fancy.

I actually wrote this a week ago. So in case you’re confused, I just scheduled a post about scheduling posts.

Is that cool, or what?

Ver la entrada original

A %d blogueros les gusta esto: